Los múltiples beneficios de realizar Yoga durante el embarazo

Compartir:

El yoga es una actividad beneficiosa durante el embarazo siempre y cuando se realice bajo la supervisión de un especialista y con la autorización del médico. La práctica de las diversas posturas (asanas) y del control de la respiración pueden prevenir o aliviar las molestias típicas del embarazo. Del mismo modo, ayudan a la embarazada a prepararse para el parto tanto física como psicológicamente.

Practicar yoga permite mantener tonificado el cuerpo, puesto que se trabaja la musculatura y la flexibilidad. Pero también fomenta el equilibrio emocional y la armonía espiritual, a través de la toma de conciencia y control de la respiración.

Asistir a clase de yoga durante el embarazo es una opción que eligen muchas gestantes. El yoga es un ejercicio integral, que promueve el buen funcionamiento tanto físico como emocional. Por ello suele recomendarse durante el embarazo. La mujer embarazada necesita mantenerse en buena forma física. Del mismo modo, necesita mucho bienestar emocional. A través del yoga, la embarazada cuida su cuerpo y su mente.

Antes de practicar yoga prenatal, las futuras mamitas debe consultar con su ginecólogo si este ejercicio es adecuado para su caso concreto. Por norma general, el yoga para embarazadas no está contraindicado. Por ello, siempre debe realizarse bajo la supervisión de un especialista, como es el caso de las gestantes que participan junto a nosotros en nuestro Taller gratuito de Yoga Prenatal que se dicta todos los lunes.

Conoce nuestros talleres gratuitos haciendo clic aquí.