fbpx

El monitoreo es un método fácil y sencillo de realizar para comprobar la frecuencia y ritmo de los latidos del corazón de tu bebé, se puede realizar a partir de las 32 semanas de gestación, y tiene una duración aproximada de 20 a 30 minutos, esta monitorización se encarga de graficar los latidos de tu bebé los cuales pueden variar entre 110 a 160 latidos por minutos, esta frecuencia puede variar en respuesta a las condiciones intrauterinas. Desde las 37 semanas de gestación se realiza con una periodicidad semanal hasta las 40 semanas.

Se aplica un gel sobre el transductor el cual servirá de medio transductor en el lugar donde se encuentra el foco de auscultación de los latidos del bebé, este transductor se adosará a tu abdomen mediante unas correas elásticas, al igual que el tocodinamómetro dispositivo sensible a la palpación para medir la longitud, frecuencia y fuerza de las contracciones uterinas (en el caso que se encuentre con trabajo de parto).

embarazada gana pañales